Novena de Pentecostés | Quinto día de oración

Los invitamos a unirse en la siguiente oración:

 Ven, Oh Bendito Espíritu de Conocimiento, y concédeme que pueda percibir la voluntad del Padre; muéstrame la nulidad de las cosas de la tierra, que tenga idea de su vanidad y las use sólo para tu gloria y mi propia salvación, siempre por encima de ellas mirándote a Ti y tus premios eternos.
Amén.

Para finalizar rezaremos un Padre Nuestro, un Ave María y un Gloria.

En el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo.
Amén.